Agricultura familiar es fundamental para reducir a la mitad pobreza en Paraguay

Asunción, IP Paraguay.- La agricultura familiar campesina es “estratégicamente importante” para que el Paraguay pueda alcanzar su objetivo de reducir a la mitad la cantidad de personas en situación de extrema pobreza al 2015, aseveró el ministro de Agricultura y Ganadería, Enzo Cardozo, durante la XV reunión especializada de la Agricultura Familiar (REAF) del Mercosur, realizado en esta capital.

 

La agricultura familiar campesina representa el 90 por ciento de las fincas productivas del Paraguay y la misma es un “estrato estratégicamente importante” para reducir a la mitad la cifra del 19% de la población paraguaya en situación pobreza extrema, según el ministro.

El Paraguay había asumido en 2005 el compromiso de reducir al 50 por ciento la cantidad personas cuyos ingresos sean inferiores a un dólar por día y reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre, como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

En su intervención de este jueves en la reunión especializada de la Agricultura Familiar en el Mercosur, el ministro paraguayo destacó que esta modalidad de producción agrícola que involucra a las familias campesinas constituye uno de los grupos sociales más representativos de la región.

Indicó que en el Paraguay, el 90 por ciento de las fincas agrícolas corresponden a familias rurales que cultivan sus tierras con rubros de autoconsumo y en menor medida con rubros de renta para la comercialización.

“Nuestros cinco países del Cono Sur identifican unas cinco millones de fincas que representan el 84% del total agregado de fincas, ponderación que en el caso del Paraguay supera el 90%. Estos índices a su vez repercuten en significativos aportes a la economía, tanto en el empleo de factores, en la producción de bienes, como en la movilización del comercio” indicó ante los representantes de Chile, Brasil, Argentina, Bolivia y Uruguay.

Cardozo destacó que el gobierno paraguayo, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería, impulsa programas tendientes a desarrollar dos estrategias importantes para el medio rural. Uno de ellos es el de “Fomento de la Producción de Alimentos por la Agricultura Familiar” direccionado a campesinos en asentamientos rurales y el otro, de “Fomento al Desarrollo de la Competitividad Agropecuaria” dirigido a productores en vías de consolidación productiva.

El ministro señaló que éstos programas buscan conciliar un desempeño agrario integrador, dinámico, eficiente y competitivo y se vinculan con el “Plan Estratégico Económico y Social 2008/2013 (PEES)” del Gobierno, como herramienta para fomentar el desarrollo económico y social de toda la población.

La agricultura familiar, dentro de estas políticas, además de “poner en nuestras mesas alimentos frescos en forma diaria”, es responsable de la seguridad alimentaria, en el marco de una estrategia de desarrollo agropecuario y rural con competitividad y equidad, destacó el funcionario de Estado.

“El Desarrollo de la Agricultura Familiar y la Seguridad Alimentaria, será posible propiciando las condiciones para que agricultores y agricultoras familiares puedan acceder a los servicios institucionales que faciliten la producción familiar de alimentos inocuos y de calidad para el autoconsumo a la vez de incrementar su participación en el abastecimiento del mercado en la demanda interna y externa de alimento”, consideró el ministro.

El funcionario sostuvo que ésta estrategia combinada de garantizar autoconsumo y renta a través de diferentes rubros, que genere a las familias campesinas ingresos durante todo el año es la que promete mejores resultados.

Mediante el rescate y visibilización de los roles ancestrales desempeñados por la agricultura familiar en el abastecimiento alimentario se reforzará igualmente el aprovechamiento sostenible del medio natural y la generación de empleos rurales, destacó.

“El renovado y explícito reconocimiento político, plasmado en este espacio de construcción público-privado que es la REAF, genera no solo una revitalización del interés hacia el sector, sino también de la cooperación internacional, con ánimo de favorecer la integración regional”, acotó.

Cardozo  consideró que el proceso de integración regional del Mercosur, “si bien no avanza al ritmo que hubiéramos deseado” son innegables los positivos resultados que estas Reuniones Regionales del REAF están generando en nuestros países.

 

About Equipo editorial APC