Argentina: El ENOTPO ante el bicentenerio del 9 de julio

Mapa del territorio de las Provincias Unidas del Sud en 1816

Mapa del territorio de las Provincias Unidas del Sud en 1816

EN EL MARCO DEL BICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA DESDE EL ENOTPO REPUDIAMOS LA INVITACIÓN AL REY DE ESPAÑA Y EXIGIMOS EL RESPETO DE NUESTROS DERECHOS Y LA RESTITUCIÓN DE NUESTROS TERRITORIOS ANCESTRALES

“Los propios españoles tenían claro de qué se trataba y de cuándo había comenzado todo: la policía política imperial llamaba a nuestros revolucionarios de 1810-25 los tupamaros, no dejando dudas respecto de cuando España comenzó a temer la pérdida de sus colonias. Plantear la historia desde los indios es un hecho fuertemente, subversivo. Es plantear la historia desde los malditos, desde el abajo. Desde los más pobres, los mayoritarios, la plebe más plebe. Para una historia que se basa en la ‘gente decente’, al decir de los rivadavianos, directoriales, unitarios y liberales, ellos son lo maldito. Serán la chusma, los salvajes, los infieles, la negrada, los cabecitas, los grasitas, los descamisados, los negros de mierda, los piqueteros. Mirar desde allí y darle el lugar del componente mayoritario y principal de nuestro pueblo y de nuestra historia -en 1816 en Buenos Aires no había más de 60.000 habitantes. Desde Córdoba a Lima habitaban 2.5 millones de americanos, claro que mayoritariamente indios. También es negar la ‘superioridad’ europea, fuera ella hispana o franco-británica. Es negar la razón de los genocidios fundantes a través del slogan exterminador de ‘civilización o barbarie’.” Alberto Lapolla, “La patria grande perdida”.

Este 9 de julio se cumplen 200 años del momento cumbre de la gran gesta libertadora que tuvo como sustrato fundamental a los Pueblos Originarios de Sudamérica quienes, hermanados con los revolucionarios criollos, lograron independizarse de la dominación española.

Este proceso emancipador de más de 300 años, tuvo un carácter continental y una identidad profundamente originaria. Desde 1492 los Pueblos Originarios en América hemos luchado por la libertad, la recuperación de nuestros territorios, contra la destrucción de nuestros sitios sagrados, por la supervivencia de nuestras culturas, espiritualidad y saberes ancestrales, y contra la desintegración de nuestras formas de organización social y política.

En 1816 estas luchas emancipatorias se unieron con el plan de los revolucionarios de mayo, Belgrano, Miranda, San Martín, O’Higgins, Juana Azurduy, Artigas, Bolívar, Castelli, Moreno y Güemes, para conformar una verdadera Patria Grande plural y soberana. Tal es así que el texto de la declaración reza “Acta de independencia declarada por el congreso de las provincias unidas en Sud-América”. La misma se escribió en Aymara, Quechua y Guaraní, además del castellano, dando cuenta de la presencia y articulación con nuestros pueblos y autoridades originarias como Andresito Guacurarí, Túpac Amaru, Bartolina Sisa, Tomàs Paniri junto a otros tantos héroes y mártires patriotas, que la historia oficial supo invisibilizar.

De igual modo, Kallchakí, Chelemín, Viltipoco, Likar, Kipildor, Meguesoxochi, Lautaro y Kajfvkvra, supieron mantener sus territorios libres y autónomos de la invasión española, y cuando fue necesario, lucharon por ellos junto a sus pueblos hasta las últimas consecuencias, entregando su vida y regando de sangre cada uno de nuestros territorios como símbolo de libertad e identidad.

No obstante las elites porteñas de Buenos Aires no toleraron la idea de una patria plural en convivencia armónica con los Pueblos Originarios y traicionaron todos los ideales de la Revolución de Mayo, poniéndose al servicio de las potencias imperiales europeas, de la continuidad de la conquista y colonización, lo que concluyó en el primer genocidio del Estado Argentino cometido contra nuestros pueblos.

Ayer como hoy, estas mismas elites que nunca dejaron de tener el poder económico y que ahora se han renovado en un nuevo período de restauración conservadora, instalándose en el poder político en casi toda Sudamérica, quienes se aliaron para cometer el más grande ASALTO AL PUEBLO. Ellos continúan despreciando nuestras identidades, nuestro color de piel, y nuestra mera existencia. El gobierno de Mauricio Macri es la fiel expresión de estos sectores conservadores y fascistas de la Sociedad Rural, las corporaciones judiciales y mediáticas, y del capital financiero, quienes nos desprecian porque seguimos organizándonos, peleando por nuestras culturas, por nuestros territorios y porque no claudicamos en nuestras reivindicaciones históricas. Nos odian porque no pudieron conquistarnos, dominarnos, eliminarnos, ni desaparecernos, porque estamos vivos y estamos de pie, dando la lucha por una verdadera independencia, por la redistribución de la tierra y la riqueza, por una Patria Grande Plural para todas y todos.

Desde las Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios que somos parte del ENOTPO:

– Repudiamos la invitación por parte del Gobierno Nacional al rey de España al bicentenario de la independencia ya que entendemos este hecho como una provocación y una burla hacia todos nuestros hermanos y hermanas que dieron su vida por la liberación del yugo español.

– Este hecho es parte del sinceramiento político del actual Gobierno Nacional, el cual pretende poner a la Argentina de rodillas, dejándola sometida y al servicio de los beneficios usureros de las potencias extranjeras, intereses ajenos y contrarios a los pueblos del Estado Argentino y de toda América del Sur.

– En el mismo sentido, repudiamos el decreto Nº 820/16 a través del cual Mauricio Macri modificó la Ley de Tierras (Nº 26737), eliminando las restricciones para la adquisición de tierras por parte de extranjeros, desprotegiendo los bienes naturales y habilitando la adquisición de tierras que contengan masas de agua de envergadura o permanentes.

– Denunciamos que sin realizar la correspondiente CONSULTA y PARTICIPACION a los Pueblos Originarios y sus Instituciones representativas, el INAI se trasladó del Ministerio de Desarrollo a la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia por medio de un simple DNU 13/2015 en donde se establece que compete a al MINISTERIO DE JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS: “26. Elaborar, ejecutar y fiscalizar las acciones del área, tendientes a lograr la protección y la defensa de los derechos de las comunidades aborígenes y su plena inclusión en la sociedad, con intervención de los Ministerios que tengan asignadas competencias en la materia, a los efectos previstos en el artículo 75, inciso 17, de la CONSTITUCIÓN NACIONAL”.

– Repudiamos y desconocemos el Decreto Nº 672/16 que establece la creación del Consejo Consultivo y Participativo de los Pueblos Indígenas, el cual es violatorio de los derechos fundamentales de los Pueblos Originarios. El mismo no fue consultado debidamente a los Pueblos Originarios a través de nuestras instituciones representativas legítimas, en contradicción con lo que establece el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de la ONU sobre los derechos de los Pueblos Indígenas. Dicho decreto no solo no fue consultado a través de los procedimientos correspondientes, sino que impone arbitrariamente de antemano la participación en el mismo de una supuesta Mesa de Trabajo y Diálogo Político de los Pueblos Indígenas. ¿Será porque la misma está conformada por autodenominados “líderes” y “liderezas” afines al PRO, que en realidad no tienen una verdadera legitimidad entre las bases? Sino ¿cuál es la explicación? En este sentido dejamos presente nuestro repudio a la convocatoria de la Secretaría de DDHH de Nación que se inició con el pedido de ·suministros de indios·· enviada por una coordinadora de relaciones del INAI para un supuesto encuentro nacional para conformar un consejo consultivo. Desconocemos dicha instancia de participación y exigimos a Mauricio Macri que respete a las instituciones representativas de los Pueblos Originarios y que establezca canales de diálogo y participación legítimos para reanudar la política pública indígena, paralizada desde diciembre de 2015.

– Exigimos JUSTICIA POR JAVIER CHOCOBAR. A pocos meses de cumplirse 7 años del asesinato de la autoridad Diaguita Javier Chocobar, sus asesinos Amín, Gómez y Valdivieso, siguen caminando impunemente por las calles de Tucumán. Ante tanta violencia, impunidad y derechos avasallados, exigimos que la Justicia tucumana ponga fecha para el inicio del juicio oral.

¡CONTINUAREMOS LUCHANDO HACIA UN ESTADO PLURINACIONAL! ¡POR UNA PATRIA GRANDE, PLURAL, LIBRE Y SOBERANA!

¡NUESTROS TERRITORIOS NO ESTÁN EN VENTA! ¡RESTITUCIÓN INMEDIATA DE LOS TERRITORIOS A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS!

¡JUSTICIA PARA JAVIER CHOCOBAR Y EL PUEBLO NACION DIAGUITA!

¡NO DAREMOS NI UN PASO ATRÁS EN LOS DERECHOS CONQUISTADOS! ¡NO DA LO MISMO!

About Equipo editorial APC